• Grupo islamista lanza una advertencia sobre Israel
Mountain View

Un ataque suicida destruyó la casa donde murieron madre e hija, de 30 y 2 años respectivamente

JERUSALÉN, ISRAEL (11/OCT/2015).- Una palestina embarazada y su hija de dos años murieron en un ataque aéreo israelí este domingo en Gaza, lo que le valió a Israel una advertencia del movimiento islamista Hamas.

Pese a los llamamientos a la calma de la comunidad internacional, la escalada de violencia continúa en Israel y los territorios palestinos.

Después de Washington el sábado, la presidencia francesa calificó este domingo de ”extremadamente preocupante y peligrosa” la actual escalada, y pidió ”hacer todo lo posible para apaciguar la situación”.

La mañana de este domingo, la aviación israelí efectuó un bombardeo en Gaza en represalia por el lanzamiento de dos cohetes desde el enclave palestino. Uno de ellos cayó en un terreno deshabitado en el sur de Israel y el otro fue interceptado en la zona por el sistema antimisiles ”Cúpula de Hierro”.

El ejército dijo que el objetivo eran ”dos instalaciones de fabricación de armas” del movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna ese territorio.

El ataque destruyó una casa en la zona de Zeitun, en el norte del enclave, donde según fuentes médicas palestinas murieron Nur Hasan, de 30 años y embarazada, y su hija de Rahaf, de dos.

Hamas no tardó en lanzar una advertencia a Israel, con el que libró tres guerras en los últimos seis años.

”Advertimos a la ocupación en contra de continuar con esta locura”, dijo en alusión a Israel Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas.

”Esto demuestra el deseo de la ocupación de una escalada”, agregó.

Hamas no dijo qué hará en el caso de un nuevo ataque israelí.

Miedo a más atentados

Israel aseguró además haber frustrado la primera tentativa de atentado con bomba desde el inicio de la escalada el 1 de octubre.

Las circunstancias del incidente, ocurrido en una carretera cerca de la colonia israelí de Maale Adumim, en la Cisjordania ocupada, son muy confusas.

Según la policía, un agente detectó como sospechoso un vehículo porque circulaba en una vía reservada a los autobuses, y le ordenó pararse.

La conductora salió entonces del coche, y el policía se le acercó. La mujer gritó ”Alá es grande” en árabe, y entonces estalló una bomba en el vehículo.

La portavoz de la policía Luba Samri dijo que era un intento de atentado suicida. La conductora, una palestina de Jericó, resultó gravemente herida, aunque se ignora cómo se activó el explosivo en el vehículo. Asimismo, un policía resultó herido de levedad.

El incidente reaviva el temor a los atentados con bomba tan frecuentes durante la segunda intifada (2000-2005), que sembraron el terror entre la población israelí. El último ataque de este tipo, según la cancillería israelí, se remonta al 21 de noviembre de 2012 en Tel Aviv.

El alto el fuego a prueba

Desde el 1 de octubre, cuando fueron asesinados dos colonos judíos en Cisjordania, el nuevo estallido de violencia ha despertado el espectro de una tercera intifada, tras los levantamientos populares palestinos contra la ocupación israelí en 1987 y 2000.

En esta nueva escalada han muerto ya 23 palestinos, entre ellos siete presuntos autores de ataques con arma blanca, y cuatro israelíes. Las autoridades israelíes detuvieron además a centenares de palestinos.

La violencia se extendió el viernes a Gaza, donde nueve jóvenes palestinos murieron entre ese día y el sábado por disparos israelíes cerca de la barrera de seguridad, durante una manifestación violenta.

Los muertos de estos últimos días ponen seriamente a prueba el alto el fuego observado en Gaza desde finales de agosto de 2014, tras un sangriento conflicto de un mes entre Israel y Hamas.

El líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, habló el viernes de nueva intifada y dijo que la población de Gaza se sumaría a ésta.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció por su lado este domingo que la seguridad en Jerusalén se verá aumentada con el refuerzo de varias compañías de guardias fronterizos reservistas

Mountain View