Mountain View

Baja California Sur figura entre las diez entidades federativas del país que registra menores índices de mortalidad materna, como reflejo de los esfuerzos que ha emprendido el Gobierno de Baja California Sur para fortalecer los servicios médicos y proteger con ello la salud y vida de las nuevas generaciones.

 

En casi cuatro años de gestión, la administración estatal ha impulsado la capacitación continua de personal médico y de enfermería de los cinco municipios, para ofrecer servicios más cálidos y oportunos a las sudcalifornianas antes, durante y después del embarazo, y contribuir con esto al nacimiento saludable de los niños, señaló el secretario del ramo en la entidad, Víctor George Flores.

 

Este fortalecimiento de los servicios de salud permitió que no se presentara un solo caso por muerte materna en los más de cinco mil 300 partos atendidos durante 2018 en la entidad, mientras que en 2019 se tiene registrada una sola incidencia que ocurrió en una unidad de atención de otro sistema de seguridad social, indicó.

 

En estas capacitaciones, como la recién impartida a médicos y enfermeros de Loreto, Comondú y Mulegé, se abordan aspectos como el control pre concepcional, control prenatal con enfoque de riesgo, emergencias obstétricas (hemorragia, preeclampsia y eclampsia), casos clínicos y planificación familiar, que son decisivos para favorecer el proceso de gestación y el logro de partos exitosos.

 

Es un trabajo que realiza la Secretaría de Salud de la entidad para que en sus unidades médicas se proporcionen atenciones más oportunas, de calidad y respetuosas a las pacientes embarazas, con la certeza de que al proteger el bienestar de las madres y sus hijos se construye un mejor futuro para Baja California Sur, puntualizó.

 

 

 

 

Mountain View