El hombre que traicionó a ‘El Chapo’ y que tendría que cobrar la recompensa

0
387

Así como corrió de veloz la noticia el 11 de julio de 2015 cuando desde los Estado Unidos llegó la información sobre la fuga del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, igualmente rápido, el 8 de enero, corrió por el mundo la noticia sobre su captura, una vez más. La diferencia en está ocasión fue el mensaje que el presidente Enrique Peña Nieto envió por las redes sociales, en su cuenta de Twitter, “Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”. La noticia circuló por todo el planeta en unas cuantas horas.

La mayoría de los medios se ocuparon del acontecimiento informando a sus seguidores sobre los detalles de la detención, del delincuente más buscado en el mundo, sucedida en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa. Persecución, captura y traslado a la Ciudad de México y a la prisión de “Alta Seguridad” de El Altiplano, en el Estado de México. Al paso de las horas se informaron los datos que explican la captura. Destaca el hecho de que mantuvo una relación epistolar y por mensajes de teléfono móvil con la actriz Kate del Castillo, lo que permitió a las autoridades ubicarlo en su traslado de la Sierra Madre a la ciudad donde fue localizado.

Por muchos años “El Chapo” Guzmán supo evadir a sus perseguidores. Sus refugios en las montañas, aunque conocidos, tenían la seguridad de la protección de las comunidades que se benefician con su actividad delictiva. Ahora está otra vez en la cárcel porque él así lo quiso. Escuchó la voz de su ego que le dijo que su vida debería ser conocida por el mundo. Que sus acciones desde la pobreza y la nada hasta ser uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna de más de mil millones de dólares, según la revista Forbes, eran un ejemplo a seguir por los demás y merecían ser llevadas al cine para el conocimiento y admiración de todos.

No hay voz capaz de callar los gritos del ego cuando crece por la vía del halago que dice al individuo que es grande, sabio, invencible, ejemplar. Los gritos dentro del cerebro terminan haciendo sorda a la razón, esa que por muchos años lo mantuvo a salvo. Si Joaquín “El Chapo” Guzmán busca un traidor solo tiene que mirar al espejo. Su determinación de bajar de la montaña a la ciudad fue un error cometido por el consejo de su vanidad. Ahora el Gobierno Federal ya sabe a quién entregarle la recompensa de 30 millones de pesos.

Es muy probable que “El Chapo” sea admirador de Kate del Castillo y que haya visto sus películas y series de televisión relacionadas con el narcotráfico. Que vea con interés la serie “El señor de los Cielos” y que le agrade ese estilo ostentoso y saturado de riesgos, complicidades y seducción que exhibe la televisión.

NO COMMENTS